Comenzamos…

 

 

Visita de un ser extraño

El siguiente caso ocurrió en una base conocida donde hay un buen número de carros de combate.

 

Para resumir y no pararme en muchos detalles iré al grano.

Los nombres los voy a omitir por razones obvias, estas personas todavía están en servicio en el ejército español.

 

El protagonista de esta historia se encontraba de guardia perimetral en una zona de poca importancia para la seguridad, el protagonista ya hacía un rato que se encontraba en su puesto. Todo estaba en silencio, serían las 03:00 de la noche en fin de semana. Cuando de repente escucha caminar en las proximidades, el chico intenta fijar la vista hacia la zona donde se escuchaban las pisadas, en ese preciso instante le vino a la mente que en ocasiones los ciervos deambulaban por la zona e incluso se adentraban en la base dado a que en ese lugar nadie los iba a cazar y no sería la primera vez que por las noches e incluso por las cámaras de seguridad de habían observado ciervos que hacían saltar ciertas alarmas silenciosas en las inmediaciones.

El soldado entra en su garita para iluminar con una potente linterna la zona de donde provenían los sonidos, de repente iluminó la zona en cuestión y no vio absolutamente nada, se aproximó para cerciorarse mejor pero en ese momento no vio nada. Una vez de vuelta a su puesto, vuelve a escuchar como unas zarzas a unos 50 metros son zarandeadas por algo, el soldado vuelve a realizar la misma operación pero esta vez en voz alta y clara pregunta al aire, ¿Quién va? A lo que una voz exactamente igual a la suya repite exactamente lo mismo, como si de una grabación se tratase, atónito ante este hecho el centinela avanza unos pasos y en voz alta insiste ¿Quién va? ¿es una broma? Y vuelta a lo mismo, una voz exactamente igual a la suya repite lo mismo con el mismo tono y entonación. El protagonista deja de avanzar cuando dice nuevamente ¿Quién va? Y en ese momento monta el arma y quita el seguro apuntando a la zona. Y exactamente la misma voz que la suya vuelve a repetir la frase e incluso llega a oír como alguien monta un arma, el soldado da un disparo al aire, y de golpe el silencio. Cuando de repente en la soledad de la noche detrás de los matorrales sale un ser de más de 2,5 metros enfundado en un traje negro ajustado sin brillo, el soldado con la potente linterna enfocó la cara de este extraño ser, y era totalmente sombría no se le podía ver la cara ni se definía rostro alguno, el ser estaba a unos 15 o 18 metros de distancia, no articulaba movimiento alguno y de repente el soldado disparó nuevamente al aire. En el puesto de control donde se encontraba el sub oficial de guardia se percataron de los dos disparos y por causa de la situación el soldado no escuchó la llamada por radio del centro de guardia. A lo que se apresuraron a acudir un sargento, un cabo y un soldado al lugar arma en mano al no recibir respuesta del protagonista de esta historia. Podemos imaginar la situación el ser extraño parado en el lugar el soldado apuntándolo y el vehículo con el jefe de la guardia acudiendo al lugar. El Nissan patrol iluminó la zona a unos 100 metros divisando la situación con este ser, el soldado giró la cara para ver por donde venía el vehículo que iluminaba la zona, los ocupantes vieron como de repente desapareció este ser en mitad de la noche y cuando el soldado vuelve su cabeza hacia este ser, se da cuenta que había desaparecido, fueron testigos 1 sargento, un cabo y 2 soldados, a día de hoy  hay un silencio sepulcral sobre este asunto y es un archivo clasificado.

(Hay más detalles pero he querido ir al grano)